miércoles, 29 de diciembre de 2010

Cuando el que calla NO otorga (sobre juicios y demandas)




Cortita y al pie:

“De todas las reacciones posibles ante una injuria, la más hábil y económica es el silencio”

Yo no soy muy hábil, por algo elegí correr y no jugar al fútbol, pero si soy muy económico, y aunque tuve que pagar un abogado para responder ante un juzgado por una demanda presentada sin ningún tipo de pruebas, elegí el silencio y que la justicia se expidiera.

Pasaron varios meses, la justicia dio su veredicto, nadie me vino a pedir disculpas, pocos pidieron mi opinión o me preguntaron, pero sé que muchos hablaron del tema.

Ahora los que guardan silencio son aquellos iluminados que blandieron su dedo acusador en la dirección equivocada. No les guardo rencor, solo espero, sin mucha esperanza, que sepan tener la grandeza de reconocer su error.

Quienes me conocen verdaderamente saben cómo me comporto en todos los ámbitos de mi vida, ellos siempre confiaron en mí y les agradezco. A los otros, a quienes sin conocerme, o a quienes escuchando solo una campana del tema me juzgaron, los invito a poner su granito de arena para que todos nos respetemos.

Algún iluso estará por ahí respirando aliviado, sabiendo que él, siendo culpable, se la llevo de arriba, espero que por lo menos, el tiempo que yo perdí (y el abogado que pagué), sirva para que estos individuos sigan escondidos.

Solo somos unos tipos que corren, dediquémonos a eso, y no intentemos tener siempre la razón sin importar la integridad del otro.

Buen año para todos.

Tubino

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Maraton en la Madre Patria





El lunes 6 de diciembre fue feriado en Madrid, como ya se sabia esto por anticipado, comenzamos a buscar donde pasear. Decidimos ir al sur. Esto lo decidimos porque nos faltaba viajar a esta zona, pero también porque allí correría mi primer maratón. Pasados ya algunos días, escribo esta crónica.

Porque una crónica sobre “mi primer maratón”?

Creo que casi habría una crónica de primer maratón por cada persona que completa los 42.195 metros. Las vivencias son increíbles, la sensación de terminar es intransferible y uno quiere contarle lo que siente a cada persona que se cruza por el camino.

Cuando comentamos “corrí mi primer maratón”, la cara de quien escucha (salvo que sea corredor de maratones) es de asombro y hasta admiración. Por eso creo que vale la pena compartir lo que se siente.

Porque correr un maratón?

Eso me lo pregunte muchas veces. Porque someter al cuerpo a ese desgaste? Porque hacer que las articulaciones toleren 42.195 golpes contra el suelo en un rato largo? Porque sufrir dolores musculares, roces, piel lastimada, uñas rotas, hematomas…?

No se, seguramente para demostrarnos a nosotros mismos que podemos. Pero… que podemos que? Seguramente, que podemos vencernos. Que podemos vencer nuestro miedo a no llegar, nuestras dudas de si resistiremos, nuestro miedo de decir al otro día “Lo intente, pero no pude”.

En el caso de un corredor amateur, (al menos en lo que a mi respecta) correr un maratón es darse un baño de humildad y de grandeza.

Yo empecé a correr hace unos 5 o 6 años, por la rambla. Corría 500 metros y caminaba otros 500 hasta completar 2k. Un día corrí los 2k, luego 5k, un día me vi corriendo 10k. Finalmente me “gradué” de corredor en la Nike del 2007. Luego viene mi ingreso a Sayago Running, las charlas con compañeros de ruta y el planteo de Rai: Para cuando corres la primer media?

La primer media? Las medias son “pa los pieses” muchacho!! Mira si voy a correr 21k!!!

Este loco que insiste, compañeros que nos alientan y alla arranco, con poca preparación a correr mi primer media. La corrimos juntos con Gustavo Beiró, debutando los dos en los 21k en la rambla de Montevideo con un día frío y una carrera mal organizada.

Después viene la misma historia: charlas, anécdotas, bromas entre compañeros…y este gordito corrió una maratón?? Este veterano terminó los 42k??

Desde ese momento, “ese gordito y ese veterano” son gente a la que respetamos mas. No importa cuanto demoraron, corrieron los 42k…enteritos.

Entonces….yo podría?

Comenzamos a preguntar, a escuchar con atención y respeto, a leer, a cansarnos corriendo mas tiempo mas días. Aprendemos que el roce lastima, que el frío se tolera, que luego de correr 15k no estamos tan cansados.

Y poco a poco, ese objetivo que era imposible, impensable, se empieza a ver en el horizonte.

Ya me inscribí, ahora si que no hay vuelta atrás.

Uno empieza a coquetear con el maratón, pero decididamente el pescado esta todo vendido cuando se anota. Ahí si que no hay marcha atrás. Los entrenamientos se empiezan a tomar mas en serio, se trata de no faltar, empezamos a pedir consejos para entrenar o que hacer el día de la carrera.

El día de inscribirme para mi primer maratón fui todo el camino (tres cambios de metro para llegar al banco donde haría el depósito) con el corazón desbocado.

Cuando salí de hacer el depósito sentí una enorme alegría, y poco después, el peso de saber lo que debería afrontar.

Me inscribí para la primera edición de la Maratón de Málaga. Costo de la inscripción: 30 euros.

Todo lo que sufras preparándote, lo disfrutaras el día de la carrera

Esta frase la leí en un pequeño plan de entrenamiento diseñado por el “Doc” Pereyra. Y la verdad que fue una de mis mayores motivaciones para entrenar. Salí con lluvia, con frío, de noche, cuando podía. Siempre teniendo en cuenta esta premisa.

Lamentablemente, no pude preparar la etapa previa como hubiese querido. Fines de semana de paseo con la familia, días de trabajo, una infección respiratoria que me dejo fuera de combate casi 15 días y otros 15 recuperándome….en fin. Nunca uno se prepara como desearía. Igualito que con los exámenes de la facultad.

Sin embargo, hice lo que pude. Y esta claro que no soy ni pretendo ser un profesional.

Pero creo que esa frase del “Doc” la debe tener presente toda persona que se quiera ver las caras con los 42.195 metros.

Otra vez lo mismo, pero como si fuera la primera vez

Llegue a Málaga el día previo a la carrera, cerca de las 19.30 y con tiempo suficiente para levantar la bolsa de corredor. Lo intrincado y grande de la ciudad me hizo perder y llegue con menos tiempo de lo pensado (a las 21 horas cerraba todo y el día de la carrera no se entregaba nada). Entré al estadio “Ciudad de Málaga” con la misma ilusión que un niño entraría al estadio Charrúa sabiendo que le espera su primer partido de futbol. Me acredité.

La organización fue perfecta, todo en orden, muy rápido y eficiente. La bolsa de corredor traía: el chip, tres barras de cereales (riquísimas, de frutos rojos con cobertura de chocolate), una revista sobre running, dos remeras técnicas (manga corta y larga) de excelente calidad, dos dorsales (el de correr y otro pequeño con el cual el corredor podía depositar lo que quisiera en la ropería del día de la carrera), una taza, avisos de carreras próximas e información importante sobre la carrera que se desarrollaría al otro día.

Llegue al hotel y prepare la ropa para la carrera como lo hice decenas de veces. Y esta vez también fue como si fuera la primera. La remera de Sayago, la térmica, las calzas largas, el ratisalil, la riñonera con los geles de hidratos de carbono y las barritas de cereales, el reloj para ver el ritmo de carrera, los championes, las medias…repase muchas veces la secuencia para ver si me olvidaba de algo.

Repase por ultima vez el circuito para ver donde estaría la parte mas difícil. Me acosté y me quede un buen rato mirando el techo mientras mi mujer dormía.

Esa emoción de preparar la ropa la noche anterior y el mate la mañana de la carrera, son intransferibles. Y uno se queda nervioso como chancho en diciembre.



La carrera

Amaneció nublado y con anuncio de lluvia. El día estaba un poco frío.

Tomé unos mates para intentar sacarme la sequedad de la boca que me producían los nervios. Me pasé Ratisali en la cara interna de los muslos y sentí como si me pusiera un caramelo de mentol….en la entrepierna. Dios querido!!

Para no despertar a las niñas, me llevo a la salida un amigo, Gabriel. Es que el viaje fue familiar extendido y éramos 10 (entre uruguayos, uruguayas y uruguayitos) repartidos en 3 autos quienes nos fuimos al sur de España.

Llegué, entre al estadio e intenté calentar algo, pero entre los nervios y el volumen de gente que había, poco pude hacer. Éramos 2000 para el maratón y no se cuantos mas para una carrera promocional de 12k.

Me pongo al final de todo, casi ultimo. Miro al piso, miro a mi alrededor. Ya está, ya estoy acá. Se escucha el disparo, la masa empieza a moverse lento. Me comienzo a mover con la masa.

Me pauté un ritmo de 6 minutos por kilometro pero la masa me lleva un poco mas rápido. Me controlo y voy a 5.30, intento bajar porque sino no llego.

Encuentro un grupete que viene a 5.50 y me pongo detrás de ellos.

Por primera vez corro con música una carrera y quien me acompañaría durante toda la carrera sería Gustavo Cerati.

Decido apagar la música un rato, prefiero disfrutar del ruido, del bullicio de miles de personas corriendo. Escucho el ruido de las pisadas, las risas, las apuestas, el canto de un grupo de militares que venían corriendo atrás de todo, el griterío del público que acompañaba. Pasan los kilómetros y ya la masa se separó.

Tomo a mi grupo de referencia y me fijo el ritmo de 6 minutos nuevamente.

Cerca del kilometro 15 me pongo a correr con un español, con el que empezamos a charlar. También es su primer maratón y me dice que el se pauto ir a 6.30. Le confirmo que venimos a 5.50 y se asusta un poco, pero seguimos juntos.

Dieciocho kilómetros y ya vengo cansado y con la vejiga a punto de estallar. Decido parar en un murito solitario y mi compañero sigue . Me “deshidrato” contra el murito y poco a poco le doy alcance a mi casual compañero de ruta. Me dice “Sigue tu, yo bajo el ritmo porque vengo cansado”.

Sigo, aunque yo también estoy cansado. Cerati me tira frases sueltas para que siga..y yo sigo.

Kilometro 25…miro mi sportband Nike y marca casi 28k…pero…entonces la porquería esta me hizo entrenar un 10% menos de lo que creía?? Los días que pensaba que corría 20k había corrido en realidad 18k…la puta madre! Bueno, ahora no hay otra que apechugar.

Como tantas veces durante la carrera, apelé a frases sueltas que escuché y que me ayudaron muchísimo. JX y Yeritano, luego de la etapa del cerro de la AAU me dijeron: “Si ya hiciste alguna media maratón, no te será tan duro”. Me autoconvencí con esta frase y seguí corriendo.

Las piernas acusaban el cansancio y los kilómetros seguían apareciendo frente a mí. En el kilometro 35 ya venía muy cansado así que decidí caminar unos 200 metros mientras me hidrataba con isotónicos. En el k38 hice lo mismo, pero caminé un poco mas, tal vez 400 o 500 metros . En el 39 sentí un intenso dolor en la región posterior del muslo izquierdo. Ta, no llego. Así no puedo seguir, me estoy por acalambrar. Estiré unos segundos, me acorde de mi abuela y empecé a correr de nuevo.

Acá venía a 6 minutos laaaaargos por kilometro, o 7, ya no habia diferencia. Lo importante era llegar.

Y bueno, apelé a disfrutar. Puse a todo volumen una canción que me gusta muchísimo: Cosas Imposibles. El estribillo dice “Siempre es hoy, ya es parte de mi ser. Hoy quiero hacer cosas imposibles, cosas imposibles”. Y justamente, yo estaba intentando hacer cosas que para mi eran imposibles. Saque fuerzas de no se donde y empecé a cantar a los gritos esta canción. Me olvide del dolor y me acorde que estaba haciendo cosas imposibles. Cosas que nunca pensé que podría lograr.

Veo el estadio a lo lejos, estoy llegando. Pongo el volumen del iPod al máximo, busco las dos canciones que me acompañarían en estos últimos kilómetros: Todo puede estar mucho peor y Resistiré de la Trostky.

Con el último aire empecé a cantarlas a los gritos, los que venían corriendo delante de mí se daban vuelta a mirarme. Todo puede estar mucho peor, aunque todo este mal todo puede empeorar….así que empezá a disfrutar!!!

Y carajo que estaba disfrutando!! Ya estaba entrando al estadio, la gente aplaudía a los últimos 100 o 200 que veníamos llegando.

Aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie!!

Si, carajo!! Estoy de pie y llegando y cantando a los gritos. Veo el arco de llegada, me faltan 100 metros, levanto los brazos..gané, si, gané. Llegue. Entre con los brazos en alto, como dice Mauricio Ramirez.

Corrí 42.195 metros, entré en el puesto 1485 luego de 4h 56m 08s de carrera.

Vencí.

Imágenes imborrables, recuerdos que me acompañaran

Crucé la meta y me empezaron a pasar nuevamente por la cabeza todas las cosas que ya me habían pasado los días previos y durante los 42k.

Los días de lluvia, Joaquina diciendo “Papa code” cuando me veía ponerme las calzas y los guantes. El abrazo a mis piernas trasnspiradas de mis dos hijas, que todavía no me dejan de dar amor a pesar de mi olor. El apoyo de Natalia cuando decidí correr.. el recuerdo de mi abuela que usé como fuerza en los momentos mas jodidos.

No olvidaré frases de compañeros e incluso gente que apenas me conoce, o del público que alentaba.

No olvidare un grupo de corredores de la 12k que luego se pusieron a alentar a quienes afronatábamos los 42k. Uno me miró a los ojos y me dijo “Tu eres un verdadero campeón, animo!”

No olvidaré un grupo de niños en sillas de ruedas entregando agua en un puesto de hidratación. Ni la alegria de uno de ellos cuando me acerque y tome la botella de agua de su manito deformada por la paralisis cerebral. La mierda, que momento mas lindo pero mas jodido.

Tampoco olvido el corredor humano aplaudiéndonos a los últimos que veníamos llegando, con tantas ganas como deben haber aplaudido al primero.

Ni tampoco las veces que casi me pongo a llorar en el medio de la carrera recordando todo lo anterior, porque a la llegada lo único que hice fue cantar y reírme.

Que puedo decir para terminar?

Yo pude. No tengo genética de corredor, soy un tipo que esta hecho para estudiar, no para correr.

Si yo pude, cualquiera que se lo proponga puede. Pero eso no me hace sentir menos campeón.

Un maratón no se corre “con la cabeza”. Es una prueba de resistencia que hay que respetar. Pero no es imposible.

No hay nada imposible y no es un slogan

Eso es lo que me enseño el maratón.

http://www.surtv.es/index.html#frontaleID=F_SURTV&sectionID=S_MALNOT&videoID=126153



Fernando Martinez

lunes, 29 de noviembre de 2010

Breve entrevista al presidente de SEMED/FEMAD


Madrid es una región que tiene una privilegiada relación con la montaña. Fundamentalmente hacia el norte, se encuentra un macizo montañoso que separa (o une, dependiendo de cómo se vea la cosa) Madrid con Castilla y León.

Esto hace que los pobladores de ambas comunidades tengan un acceso singular a la montaña y a disfrutar de ella. Parques naturales, rutas de senderismo o ciclismo, ermitas solitarias o pequeños poblados son algunas de las formas de vincularse con la magia, la flora y la fauna de la montaña.

Yo, montevideano de ley, tengo como única elevación cercana a nuestro hermoso cerro. Pero este custodio de nuestra bahía conserva poco de naturaleza virgen, al haber sido conquistado por el hombre. Nuestro cerro tampoco tiene la magnificencia de las elevaciones madrileñas, que tienen tres o cuatro veces su altura.

Buscando en una pagina web alguna carrerita para despuntar el vicio me encuentro con un aviso de la 5ª Media Maraton de Montaña Solidaria de Madrid. Entro en la pagina de la carrera para anotarme y me encuentro que esta es organizada por la Sociedad Española de Montañismo y Escalada para Discapacitados (SEMED).

La verdad es que inmediatamente me anoté, pero no pude dejar de sentir una mezcla de curiosidad y asombro… Como se vincula una persona discapacitada con la montaña, donde todo es agreste? Para conocer un poco mas sobre esto es que hicimos esta breve entrevista online al señor José Luis Carrascosa Sanz, Presidente de la SEMED.

Pregunta: A que se dedica en el día a día?

Respuesta: Licenciado en Periodismo e Ingeniero Agricola.

P: Como surge su vinculo con la montaña y los deportes de montaña en general? Practica algún deporte de montaña en la actualidad?

R: Desde los 20 años estoy practicando este deporte en sus modalidades de Senderismo, Media y Alta Montaña, escalada, esqui de travesìa, etc. Llevo realizandolo aproximadamente,35 años.

P: Porque se funda SEMED?

R: La SOCIEDADAD ESPAÑOLA DE MONTAÑISMO Y ESCALADA PARA DISCAPACITADOS (SEMED), se funda para que las personas con discapacidades, puedan practicar este deporte. Digo practicar, no llevarlas a la Montaña, si no QUE ELLAS POR SI MISMAS HAGAN ESTE DEPORTE.

P: Como surge su vínculo con dicha sociedad?

R: Por iniciativa de mi hermano, el Dr.J.A.Carrascosa, montañero también, que vio la necesidad ya que no habia en el Mundo iniciativa alguna en este sentido de crear una Asociación que estudiara técnicas y métodos para hacer esto posible.
Estos temas basicamente son los trabajos realizados y como viste, a tu lado en la Carrera Media Maraton por Montaña a 2.143m, corrían ciegos totales de la nuestra Asociación SEMED/FEMAD.
FEMAD, es una Fundación nuestra, con parecidos fines , pero que amplia el ámbito de trabajo a otros deportes.

P: Cuantos atletas con discapacidades están vinculados aSEMED?

R: A lo largo de casi 22 años es dificil de decir los que han estado con nosotros y ahora les vemos en la Montaña haciendo este deporte.

P: Que tipo de discapacidad tienen los atletas y como hacen para superarlas?

R: Las discapacidades son muy diferentes, sobre todo físicas.
Podemos citar, ceguera, sordera, falta de miembros total o parcialmente, déficits intelectuales.....

P: Reciben algún apoyo estatal? Vi que reciben apoyo de empresas privadas para la realización de la carrera solidaria. Como han logrado este apoyo?

R: La Asociación se financia con fondos propios de sus socios y con ayuda promocional de Entidades y empresas.
Por último decirte que en la Asociación, aparte de las personas con discapacidad hay voluntarios que son guias a los que se les da entrenamiento para que puedan instruir y dirigir en su caso, a las personas con discapacidad.

Esperamos que esta breve entrevista online al Sr. Carrascosa Sanz nos sirva como estímulo para desarrollar emprendimientos similares, destinados a integrar aún mas a nuestros compañeros de ruta con algún tipo de discapacidad. Sabemos que tienen dificultades logisticas y económicas, que tienen escaso apoyo, pero asi y todo en cada carrera de la agrupación y en muchas de las populares, vemos a estos titanes que en cada metro que recorren nos dan un ejemplo.

Dejo la dirección del blog de SEMED por si alguien tienen interés.

http://semed-femad.blogspot.com


Fernando Martinez

miércoles, 24 de noviembre de 2010

¿Cuál es tú sueño? Yo se el mío.

Me costó un poco sentarme a escribir sobre esta carrera, tal vez porque no fue una carrera más, no solo por ser la más larga que he corrido sino por ser la que más tiempo, casi medio año, estuvo en mi cabeza.
Una vez comenzado el relato, me di cuenta que llevaba 5 hojas escritas, demasiado para no aburrir, así que decidí hacer un recorte e ir directamente a lo importante publicando el capítulo que habla de la carrera.
Para otro momento quedaran las anécdotas del viaje, o las posteriores a la carrera, como la caminata “para aflojar” del día posterior a la K42 que duró 4 horas y media, y merece una crónica aparte.


La Carrera

Los mismos preparativos de tantas veces, la ropa pronta, la vaselina, los pinchazos en los dedos colocando el número.

La riñonera está cargada con geles, bebida isotónica, analgésicos, un resumen del recorrido con los tiempos estimados, y por supuesto la cámara de fotos.

El desayuno es compartido con corredores tensos y distendidos a la vez.

Es temprano, pero ya estamos prontos, la largada es cerca pero hacia allí vamos, queremos estar ahí, sacarnos unas fotos debajo del arco, escuchar la música, sentir el movimiento nervioso de la masa humana que se apronta, cinco meses preparando nuestro cuerpo y nuestra mente, y quedan solo unos minutos.

Todos los corredores en el lugar de largada, apenas veo el reloj con la cuenta regresiva, faltan dos minutos, el helicóptero pasa sobre nosotros, se acelera el pulso, miro al suelo, pienso en los fondos por la rambla las noches de invierno, me acuerdo de unos 21K en Tacuarembó, con subidas y bajadas interminables, recuerdo el primer fondo de 30K que hicimos juntos, y el segundo, que tuve que hacer solo por una puta lesión en tu rodilla.

Falta un minuto, miro el piso por última vez, es ese momento antes de cada carrera que me concentro y agradezco por estar ahí, pienso en mis hijos, el nudo en la garganta se hace más fuerte, saco la bandera uruguaya que anoche doble y guarde en la riñonera, me la dieron ellos para que la llevara conmigo.

10 segundos, se van los nervios, ya está todo dicho y todo hecho, ahora es solo correr, correr y disfrutar. Empezamos a correr, levanto el brazo y extiendo la pequeña bandera, siento un grito de aliento: “Vamo’ Uruguay!”, no soy muy patriota, pero me siento orgulloso de llevarla conmigo y en cada oportunidad que tengo la muestro a las cámaras.

Comienza el recorrido, los primeros kilómetros cuidando mucho las energías, la idea es correr suave, no interesa hacer un buen tiempo, solo llegar y disfrutar el recorrido.
Los kilómetros se van sumando, los atascos de los primeros kilómetros desaparecen pronto y se puede empezar a trotar entre los árboles, cada tanto el ruido del agua se siente fuerte y vuelve a desaparecer, algunos carteles indican los puestos de hidratación y alguna que otra subida, ya en algunos tramos no queda otra que caminar.

El primer cruce importante de agua y mi pie derecho queda totalmente mojado y congelado, tardo algunos minutos en drenar el agua y varios en lograr que el pie entre en calor, seguimos subiendo.

Seguimos subiendo.

Detrás de unos árboles se sienten voces, varios fotógrafos nos retratan con un paisaje espectacular a las espaldas, saco otra vez la bandera y el aliento para los “Yorugas” es más fuerte, subimos un poco más, la vista es espectacular, tengo que parar, sacar una, dos, tres fotos, el señor de la Cruz Roja nos saca a los dos, que carajo importa el tiempo. Estamos casi en la cima del Cerro Belvedere a 1090 metros de altura, van 10k de carrera en casi 1 hora 40 minutos. El cuerpo responde al entrenamiento, el cansancio no aparece.

Empieza la bajada!!!, las piernas no pueden parar, el corazón se acelera, no por el esfuerzo, sino por el disfrute de bajar siguiendo un trillo sinuoso y casi vertical, volvemos a pasar cerca del agua, siempre ruidosa, siempre cristalina, siempre fría.

Veo a mi compañera correr delante de mí después de un mes sin poder trotar, la adrenalina es tanta que el dolor se tolera, está feliz, y yo también.

Continúa la bajada y los cuádriceps empiezan a sentir el golpeteo de la bajada, ¿estaré loco?, hasta ese dolor es disfrutable. Por momentos el terreno es más plano, cada vez más plano, luego de unos kilómetros se convertirá en una interminable subida.

La gente alienta, los fotógrafos hacen la suya, los de la cruz roja preguntan en cada puesto si vas bien, los caminos se transforman en trillos, y los trillos en caminos, casi siempre en subida, esperas un tramo llano para correr un poco, pero los llanos son cortos y siempre terminan en una subida empinada.

K21, empiezo a ver caras desencajadas cerca de mí, ¿cómo pueden estar fundidos y yo me siento tan bien?, escucho a alguno parar y decir que no sigue, yo sé que estoy bien y cada vez más seguro que nada nos detendrá hasta llegar a la meta.

K23, puesto de frutas, nos dan geles y gatorade. Veo gente en el piso acalambrada, fundida, yo no quiero parar, repongo la caramañola, como algo, me tomo el gel, y seguimos.
Comienza una subida constante de 3 km con un ascenso positivo de 520 mts, miró hacia arriba y veo un camino en zigzag de camisetas rojas, todos caminan, se me pasa por la mente trotar un poco, me siento con fuerzas, pero razono y prefiero no matarme y sacar fotos.
Nos lleva unos 40 minutos la bonita subida, los últimos 800 metros en una pendiente de casi 70 grados por arena volcánica suelta, los pies se hunden, un paso a la vez, duele, cansa, cuesta respirar, pero … también se disfruta.

Llegamos a la cima del Cerro Bayo, 1500 metros de altura, nuestros lentos pasos le permiten al fotógrafo de turno, que está muy bien ubicado, sacarnos varias fotos. La nieve está más cerca y hay tiempo para tocarla, tengo 36 años y es la primera vez que puedo hacerlo, me permito esa licencia y por unos segundos vuelvo a ser niño y juego con ella.

Todo lo que sube baja, y de vuelta disfrutamos la bajada, aunque el dolor en los cuádriceps es cada vez más fuerte.


La vista de la Villa es ideal, parece que estamos cerca, pero aún nos quedan más de 10 kms. , casi todo en bajada, pero cada tanto para no perder la costumbre, parece que por gusto, nos encontramos con alguna subida.

(Advertencia: a partir de este momento el grado de dulzura del relato puede resultar perjudicial para diabéticos, siga leyendo bajo su responsabilidad.)

Km 37, no queda nada. Mi compañera se da cuenta, recién en este momento, que va a poder terminar, la miro y bajo sus lentes se asoman algunas lágrimas, siento el impulso de darle un abrazo, pero vaya a saber si por machismo, le digo que si paro y lo hago, es difícil que lleguemos.

Recorremos los últimos trillos, se ve el cartel de los 40K, me siento estupendo, disfruto ese último contacto con el bosque y la montaña, los últimos metros son ya en las calles de la villa, el apoyo de la gente se siente más cerca, vuelvo a sacar la bandera.

Pienso en estos últimos 5 meses, en las carreras que deje de correr, en los amigos que deje de ver, en las cervezas que no tomé, y en las noches que no compartí.

Pienso en mis hijos, en las horas que les robé: ¿”porque corres todos los días?; en los temores que les generé: “tengo miedo que te pase algo”; en las preguntas que respondí: “¿Cuántos son 42km?”

Última curva, escuchamos a un compañero de equipo que grita nuestro nombre y alienta a los uruguayos.

Miro a quién viene a mi lado hace 42km, se que está bien, se que venció al dolor y logro su objetivo. Tomo su mano, “esto lo empezamos juntos, y lo terminamos juntos”

Cruzamos el arco y pasamos bajo el reloj.



6 Horas 33 minutos 33 segundos de tiempo oficial.

© Tubino

lunes, 22 de noviembre de 2010

Cronica oficial Corredores del Prado

"Un maravilloso universo denominado Agrupación de Atletas del Uruguay. Un millar de almas en el Prado".

Escribe: Edgardo Ramos Verde
Fotos oficiales: Roxana Visca
/ www.atletas.com.uy /
Versión editada por Marcos Medina


Imposible que existan dudas, luego de la formidable etapa de los Corredores del Prado, que han demostrado un talento y sentimiento realmente destacable. Se vio el compromiso de absolutamente todos los integrantes de aquel emblemático grupo de corredores comandados por Juan Grillo y Gustavo Prieto. Nuevamente fue marca de calidad para la culminación del mejor campeonato de carreras de calle que tiene el Uruguay ya que hoy fue la confirmación de que no estábamos equivocados en cuanto al trabajo y al apoyo de atletas y de los diferentes equipos de todo el país.


Más de un millar de atletas se volcaron al Prado de Montevideo, otro de los bastiones de la Agrupación de Atletas del Uruguay, con el sentimiento de apoyar ese ÚNICO torneo del país que integra a pobres y ricos y a equipos de toda la República. Nuestros asociados conocen de memoria el mensaje que trasmitimos y la consigna esencial de nuestro histórico líder Luis Fernández Fariña.


No vamos a hacer juicios de valores. Sólo inspirar ese oxigeno puro que se desprende de ese Prado maravilloso y de toda su gente. Cientos y cientos en una postal inigualable, indescriptible, que responden a nuestros objetivos y que apoyaron con creces la permanencia de esta entidad y de sus organizaciones a lo largo y ancho del país.


Creo que la mejor respuesta a tantos comentarios, a tantas ambigüedades, es lo que se vivió durante todo el año, y que hoy catapultó a la permanencia de los corazones de más de mil socios, dueños exclusivos de esta entidad de atletas.

Récord de participantes


El apoyo de los equipos y de los asociados fue marca registrada en la ultima etapa del campeonato. Las principales calles del Prado de nuestra capital se vieron coloridas con esa postal que se ha repetido a lo largo y ancho del país: un verdadero collage de atletas y participantes promueven esta causa. El torneo promueve RECORRER LOS BARRIOS y las CIUDADES DEL INTERIOR, comprendiendo que lo fundamental es apostar a todos esos equipos que sienten a la AAU de su propiedad.


NO FALTÓ NADIE, SOLO UNA MUESTRA DEL APOYO


Total y absoluto agradecimiento a todos los colaboradores de la AAU, a toda la Comisión Fiscal y a toda la Directiva y, fundamentalmente, a todos los socios de esta queridísima entidad que nos mantiene latiendo en las calles de todo el Uruguay.


Agradecemos a nuestras empresas patrocinantes, pilares fundamentales de nuestra expansión deportiva.

Hoy preferimos las imágenes porque demuestran la contundencia de esta sólida institución que motiva todo tipo de sensaciones, y vaya que las genera…


“EL DEPORTE ES UN DERECHO DE TODOS Y NO EL PRIVILEGIO DE UNOS POCOS”

NOS VEMOS EL 4 DE DICIEMBRE de 2010 EN LA CÚPULA PRINCIPAL DEL CLUB OLIMPIA.


Foto: Antonio "Pelado" Peña, socio del equipo Los Rojos que corrió durante el campeonato con una remera aurinegra en homenaje a don Luis Fernández Fariña, cuya evocación inspiró el campeonato 2010

Fuente: http://www.atletas.com.uy

jueves, 18 de noviembre de 2010

Corredores del Prado

ES LA ULTIMA ETAPA DEL AÑO, DE UN CAMPEONATO QUE DEMOSTRÓ SER EL MAS IMPORTANTE DEL PAÍS

ESTAMOS CONVENCIDOS QUE NOS VAS A ACOMPAÑAR, EN LA CULMINACIÓN DE UN TORNEO

ORGANIZADO EXCLUSIVAMENTE PARA AQUELLOS QUE UTILIZAN ESTE DEPORTE COMO NEXO ESENCIAL PARA APOSTAR AL

COMPAÑERISMO Y A UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA.

EL PROXIMO DOMINGO, EN EL PRADO DE MONTEVIDEO, TU PRESENCIA CONFIRMA LA EXCELENCIA DE UNA ENTIDAD QUE SIGUE

CONSOLIDANDO OBJETIVOS


INFORMACIÓN

* Fecha: domingo 21 de noviembre de 2010.
* Hora de largada: 10:30 hs.
* Lugar de largada: Rambla Maria Eugenia Vaz Ferreira - Prado - Montevideo
* Distancia: 10.82 Km.
* Carrera de niños menores de 12 años
1 Km. – 9:15 hs. – Regalos al llegar

SERVICIOS
- Medalla a los primeros 500
- Hidratación / Gatorade
- Sorteos para todos los participantes
- Guardarropa
- Cobertura médica
- Actividades de calentamiento
- Fiscalización de ruta
- Baños químicos
- Registro de tiempos
- Publicación de resultados oficiales www.atletas.com.uy

INSCRIPCIONES
* New Balance Concept – Peatonal Sarandi 473 – TEL 2915.47.70
* El día de la carrera de 8:00 a 10:00 hs.
$ 150 con chip
Corredores libres limitados 500 lugares

RECORRIDO




corredoresdelprado@gmail.comEsta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesitas tener Javascript activado para poder verla

Fuente: http://www.atletas.com.uy

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Bicentenario Ejercito Nacional




LUGAR DE LARGADA Y LLEGADA

RECORRIDO

GIRO EN PUNTA GORDA


PUNTOS DE HIDRATACIÓN


Detalles de la zona de largada y llegada

Fuente: http://www.atletas.com.uy

martes, 9 de noviembre de 2010

Preparando Villa La Angostura

7 de julio 2010 – Hora 22 30 – 15K – Viento fuerte/frío/arena – Va 1/Faltan 4
El viento en contra me empuja y quiere detenerme, la arena de la playa hace que sienta agujas en mi rostro, no sé qué temperatura hay pero a pesar de los guantes, las calzas largas, la campera y el gorro, el frío se siente, me faltan 2 km para completar los 15 pautados en mi entrenamiento, los corro pensando que ya no hay vuelta atrás, va un mes de entrenamiento y faltan cuatro más.

Marque especialmente ese día en mi registro de entrenamiento, en ese momento, luchando contra el viento, la arena y el frío supe que nada me detendría para lograr mi objetivo.
A pocas horas de emprender el viaje hacia el punto de largada ya es difícil conciliar el sueño, la madrugada otra vez me acompaña y el teclado me ayuda a calmar la ansiedad, ya tendré tiempo de descansar mientras recorro los más de dos mil kilómetros entre Montevideo y Villa La Angostura.
Pasaron los meses, y con los kilos perdidos fui notando que terminar 10K ya no costaba tanto, y me acostumbre a correr 20 o 21k dos veces por semana.
Cuando complete los primeros 25K y aún me sentía con fuerzas para seguir me sorprendí, como se sorprendían los parroquianos del boliche viendo al tipo que ponía la música tomando agua mineral sin gas y preocupado por irse a dormir temprano.
Después vendrían 30, y después 32, y después ya no hacían falta más para saber que nada es imposible si nuestra mente esta enfocada.
Cada kilometro fue generando sobre todo confianza y la seguridad que estaba siguiendo el camino correcto, a pesar de que mis amigos me reprocharan entre puteadas cariñosas, que ya no los acompañara a tomar y a cantar desafinado los jueves por la noche.
Siempre hay que renunciar a algunas cosas, tuve que comer mejor, tomar menos (mucho menos), sacar menos fotos, y manejar el tiempo en función del entrenamiento, aunque sin desvivirme por cumplirlo y sin convertirlo en una obsesión.
El esfuerzo no fue solo mío, también de la gente que me bancó hablando de un solo tema durante cinco meses, mis amigos, los compañeros de equipo, de laburo, los jefes con los que tuve que negociar la licencia, y sobre todo, las personitas más importantes de mi vida, mis hijos, que sin entender demasiado porque su padre está tan loco, sienten casi la misma ilusión que yo. Si de algo sirve todo esto, que sea para demostrarles lo importante de marcarse metas y dar todo de uno para cumplirlas.

6 de noviembre 2010 – Hora 19:45
Quito el chip de mi calzado, recibo mi cuarta medalla de una Nike y mientras camino entre cientos de camisetas verde flúo, pienso que una vez más tengo una prueba de que el esfuerzo de entrenar da sus frutos. Acabo de correr 10 km en un tiempo que nunca imaginé ni me propuse correr, mi objetivo de 45 minutos, soñado desde hace años, quedó corto, termino una nueva Nike tranquilo y llegando entero en 43 minutos y 41 segundos.


Lo más difícil ya pasó, siento que ese es el gran logro, la constancia suficiente para pararse en la línea de salida lo mejor preparado posible, sobre todo mentalmente, cinco meses de entrenamiento, no muy estricto, pero si con un objetivo claro y reafirmando una pequeña enseñanza, nada se logra sin esfuerzo.

Cesar Tubino

viernes, 5 de noviembre de 2010

CRONICAS DESDE TIERRAS HISPANICAS (y Gálicas), SEGUNDA ENTREGA.


Luego de las dos carreras que reporte en la crónica anterior, he corrido por las mias, pero todavía no en competiciones oficiales. De todas formas, aprovecho a contarles un poco de mi vida en estas márgenes del atlántico. Como siempre, al que no le interese pasa de largo y ni se molesta en leer. En breve espero enviarles crónicas de una carrera para la que estoy anotado.


Corriendo por Paris I: Running con Mickey

Aprovechando que el 12 de octubre era feriado, nos pegamos una vueltita por Paris, pero iniciamos nuestros 6 dias parisinos por Disney Paris. Es que, bueno, uno también tiene que pensar en sus hijos. En realidad hablo como si todo lo hubiera organizado yo, pero fue Natalia que me dio todo el pescado vendido (o sea, todo el viaje organizado).

Llegamos al aeropuerto Charles de Gaulle y al otro dia de mañana partiamos en tren a Disney. No es que sea lejos, pero llegar a un parque de diversiones de noche no es lo mejor, menos aun si el parque cierra a las 18. Por eso nos quedamos en un hotel barato y cercano al aeropuerto. Se ve que miles de personas hacen eso porque es impresionante el numero de hoteles que hay en las cercanías del aeropuerto. Es mas, seguramente es mas barato quedarse por allí y muchos turistas que visitan Paris deben quedarse fuera de la ciudad y viajan a diario a visitarla. Tenia pensado salir a correr, pero la “anatomía” de la zona no era fácil de digerir, sin calles ordenadas y decidi no salir porque seguro que iba a terminar perdido. E imagínense a la saeta madrileña preguntando en francés “Dondé carajé está mi hotelé???”

Al otro dia salimos para Disney, y ni bien llegamos dejamos todo tirado en la habitación del Hotel “Santa Fe” y arrancamos al parque. Yo nunca fui al Disney de Orlando y no soy muy amante de la cultura Disney, pero tengo que reconocer que todo allí esta hecho con dos objetivos clarísimos y que se cumplen. El primero: que usted sea totalmente feliz. Y es asi. Los niños en Disney son las estrellas y disfrutan en serio. Yo pagaría de nuevo por ver la cara de felicidad de Joaquina cuando vio a “kikey” y “mimi” o la hermosa sonrisa de Guille cuando se saco una foto con Aurora. Los juegos del parque son temáticos y super bien hechos en base a los personajes clásicos y actuales de este imperio de la diversión. Como la montaña rusa de Indiana Jones, o la montaña rusa con animaciones 3d de viaje a las estrellas (a esta me subi yo y después Natalia porque niños no pueden subir, pero no me la perdia ni loco). En fin, podría abundar en detalles que no vienen al caso y no quiero aburrir, pero en serio que vale la pena viajar con nuestros hijos a un lugar asi, porque si nosotros no nos “comemos la pastilla” de Disney, los niños siguen teniendo mucho de inocentes y verlos felices vale la pena cualquier esfuerzo.

El segundo objetivo de Disney es exprimirte hasta el ultimo euro-dólar-peso que tengas encima. Los gurises no pueden mantener los ojos quietos cuando entran a las tiendas, y hay una atrás de la otra. Si señor, una atrás de la otra y obviamente, en relación con el area del parque que estes visitando. Si uno va a la montaña rusa de Indiana Jones, al bajarse y salir, pasa por una tienda donde esta: el muñequito de Indiana Jones, el látigo, el revolver, la escopeta, la medallita, el sombrero, la camisa, la corbata….y de tanto entrar y salir de docenas de juegos de princesas, Aladino, Pinocho, Donald, etc, algo terminas comprando.

Nosotros les compramos un vestido de princesa a Guille y otro de princesa de Hallowen a Joaqui. Hice cruces de comprar esos sombreros con orejas que usaban cientos de boludos en el parque…pero al final, también entendí. Cuando entre, pensaba “Y ese gordo boludo que hace con las orejas de Mickey puestas!??!”. Cuando vi 150 tipos asi, me di cuenta que yo mismo me las pondría, porque es una forma mas de compartir cosas con nuestros hijos (aunque mantengo mi opinión de no ponérmelas salvo que sea absolutamente necesario).


Ta, todo lindo con Disney…y el running pa´cuando?!?!?!?!

Siete de la mañana suena el despertador, Martinez se levanta (luego de despertar a su mujer que lo puteo hasta en arameo), se pone calzas, remera térmica y sale a correr por el exterior del parque Disney. Corrí unos 12k entre los pasajes, lagos y arboles del parque. Me cruce patos, cientos de pájaros cantando y liebres corriendo por el pasto mojado por el rocío. También me cruce con varios “locos que corren”, casi todas mujeres. Calculo que como yo, habrían dejado durmiendo a sus hijos con su pareja y salieron a quemar calorías por el parque. El entorno es muy natural, a pesar de notarse claramente la mano del hombre que trazó donde crecen los arboles y donde no. Pero luego, la naturaleza hizo lo suyo e invadió de vida propia al parque, porque los pájaros y las liebres imagino que llegaron por cuenta propia. Ahora que pienso, capaz estaban buscando a Blancanieves y yo no la vi….

Corriendo por Paris II: Running y cultura.

Paris, la ciudad luz. Que ciudad mas linda!!!. Amplia, con historia, con terrible onda. Me encantó. Llegamos a Paris en tren y fuimos al apartamento que alquilamos por 3 días. De camino nomás, nos cruzamos con el edificio de la Opera de Paris, que es impactante. Llegados al apartamento dejamos los bolsos y salimos. La verdad, un golazo desde tres cuartos de cancha al ángulo porque estábamos a pocas cuadras del Louvre, Palacio Real y otras zonas de interés cultural e histórico. Para que aclararlo: el remate certero fue obra de mi mujer.



Nuestro primer día fue un sábado y caminamos como anormales. Fuimos a los parques que rodean el Louvre y vimos en carne propia la pirámide de la entrada, si, esa mismita que aparece en “El código Da Vinci”. Nos sentamos un ratito a comer en el pasto del parque (lamentablemente optamos por la conocida cadena “alimenticia” de Don Ronald porque lo que se dice comer, es realmente caro en Paris). Después salimos a caminar por la Plaza de la Concorde, la Rue de los Campos Eliseos (Les Champs-Élysées) y llegamos al Arco del Triunfo. Ambos lugares son archifamosos porque están las tiendas mas distinguidas y caras, pero además, porque allí termina el Tour de France. En la avenida de los campos nos cruzamos con un desfile que estaba a punto de comenzar, y que terminaba debajo del arco, en la tumba del soldado desconocido. La tumba del Soldado desconocido fue instalada bajo el Arco de triunfo el 11 de noviembre de 1920. Se trata de un soldado no identificado (probablemente francés), muerto en la batalla de Verdún, y que representa a todos los soldados fallecidos durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial.



Ya estaba cayendo el atardecer a todo esto y lo vimos desde arriba del arco. Desde allí, la vista de la ciudad es hermosa y vimos (ví en realidad) por primera vez al símbolo de Paris: la Torre Eiffel. Su silueta se recortaba al otro lado del Sena y el espectáculo de verla en el atardecer, aunque fuera de lejos, fue irrepetible. Ya cansados hicimos el camino inverso en la noche y pudimos ver el arco iluminado en la noche.

Lluego de cenar en familia me dispuse a ver el mapa de Paris con Natalia que me oriento, y tracé la ruta. A las 7 de la mañana del domingo sonó el despertador, me vestí y salí a correr por Paris. Muy brevemente debo explicar que la ciudad esta atravesada por el río Sena y nosotros estábamos en la margen derecha. La torreEiffel esta en la margen izquierda. Allí estaba mi objetivo. Salí del apartamento, fui hasta el Louvre, todavía en penumbras, volví a ver la pirámide y me dirigí hacia el Sena. Corrí por la margen del río contando los puentes que iba pasando ya que mas o menos había calculado en que puente tenía que cambiar de margen para llegar a la torre. Al final, tentado por ver el otro lado del río crucé antes. Como breve aporte cultural, la torre Eiffel fue construida por el ingeniero Gustave Eiffel para la exposición mundial de 1889 y fue el edificio mas alto del mundo hasta que se hizo el Empire Estate. En principio, parece que a Don Gustave le llovieron las críticas por haber hecho un soberano mamotreto de hierro, pero rápidamente comenzó a cosechar elogios y hoy, no hay duda de que es uno de las construcciones humanas mas imponentes y reconocidas.

Hacia allí corría un servidor, con el corazón palpitando de la emoción, pero sin poder ver la torre por la altura de las iglesias y edificios que dan al Sena. De pronto me cruzo con tres columnas luminosas de color azul, rojo y blanco en la cual estaban circulando sin interrupción nombres. Me paré un segundo a ver que era y leo que es un homenaje a todos los hombres y mujeres que murieron en las guerras de Argelia, Marruecos y Tunez. Los nombres de todos aquellos soldados que pudieron ser identificados desfilan sin interrupción como un reconocimiento a través del tiempo y con los colores de la bandera francesa. A los pocos metros……pahhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!! Apareció la Torre!!!

Que les puedo decir….es enorme, impactante, hermosa. Recién estaba saliendo el sol y el contraste de la silueta de la torre con el claroscuro del amanecer, valió la pena el frio que pase. Corri alrededor de la torre, me paré debajo, caminé admirándola…. Fue un momento mágico y emocionante el reunir el gusto de correr con la torre.

Pero luego caigo en que parte del acceso a la torre esta cerrado y mientras pasan los minutos veo mucho movimiento, música…no me digan que..

Si, la puta madre!!! Había una carrera el domingo saliendo desde la torre Eiffel!! Vi luego los anuncios y me entero que se estaban corriendo “Los 20k de Paris”. Me quería matar, ni se me ocurrió entrar en la web a ver si había running en Paris el fin de semana que iba a estar allí, pero se me piantó un lagrimón cuando ví eso. Ni idea de a que hora salía, del recorrido, etc. Así que emprendí el retorno cruzándome con compañeros “de rue” franceses que concurrían a la carrera. Crucé hasta el Trocadero, enfrente a la torre pero del otro lado del río para darle una última y maravillosa mirada. Emprendí el regreso por calles que no conocía, pero dirigiéndome hacia el Arco del Triunfo. Nuevamente me impactó cuando lo vi con otro contraste de luz y retorne al apartamento (por supuesto que me perdí y estuve 20 minutos corriendo en parte y caminando otro poco, preguntándole como llegar a mi morada a los pocos franceses que estaban a esa hora en la calle).

Luego del desayuno salimos a pasear en familia y nos trazamos un itinerario muy ambicioso: la Saint Chapele, Notre Dame, El Panteón, el barrio latino, jardines de Luxemburgo y la torre.

Llegamos a la torre de lengua afuera y tarde. Pagamos los 11 euros que cobran por subir hasta el punto mas alto y si bien son unos cuantos pesos, vale la pena el gasto. La vista de la ciudad desde el tope de la torre es sencillamente espectacular. Y por suerte, subimos al atardecer, asi que el paisaje resultaba incomparable. Las frutillas sobre la torta fueron dos: en los 4 puntos cardinales están marcadas las ciudades que se encuentran en esa dirección y a que distancia están. Y bueno, si, estaba Montevideo a poco mas de 11.000km..es cursi, pero lejos de la patria, ver la bandera del sol y las 9 franjas es emocionante. Y para Guillermina más aún.

La segunda frutilla fue que bajamos de la torre faltando 5 minutos para las 20 y la torre se ilumina 10 minutos cada hora en punto con una serie de luces que destellan. Así que quedamos los 4 hipnotizados por 10 minutos mirando la obra de Don Gustavo. El espectáculo fue tan lindo que ya volviendo de Paris le pregunte a Guille que le había gustado mas y me dijo “la torre Eiffel iluminada”.

Al otro día, nuevamente a las 7 salí a correr. Esta vez decidí correr para el lado contrario a la torre, rumbo a Notre Dame. Como pequeño aporte cultural (yo lo pongo y al que no le interese, que no lo lea), en el Sena hay dos islas: la Ile de la Cite y la Ile Saint Louis. Leí por ahí, que la Ile de la Cite (o Isla de la Ciudad) estaba habitada por una tribu Celta, llamada tribu de los Parisii. Esta tribu construyó en la isla una ciudad a la que llamaban Lutecia. Por el año 50 (no me acuerdo si AC o DC, sepan vuestras mercedes disculparme), unos muchachos muy simpáticos que se llamaban los romanos, conquistaron a los Parisii y les hicieron pomarola la ciudad. Unos 400 años después, los propios romanos llamaron a esta ciudad Paris en honor (o recuerdo, yo que se) de los Parisii. O sea que la Paris actual nació en esta pequeña isla del Sena y luego se extendió. En esta isla esta Notre Dame y hace relativamente poco, mientras excavaban debajo de la catedral encontraron un altar celta y restos de algunas construcciones romanas.

No comente nada antes, pero Notre Dame es preciosa. Por eso me pareció que se merecía otra vista, pero esta vez al amanecer. Le di la vuelta a la catedral, la volví a mirar y cruce el puente que une la Ile de la Cite con la Ile Saint Louis, para luego volver “a tierra firme”. Complete la distancia que me había planteado y di la vuelta. Como siempre, la vida tiene una sorpresa para darnos (y por suerte esta vez era agradable) y vi la parte posterior de la catedral con sus arbotantes, bañada por el resplandor anaranjado del amanecer. Disfruté conmigo mismo ese momento y me lamente de no tener el conocimiento suficiente para poder entender, al menos en parte, la simbología de los tallados de la catedral.

Mi última mañana de running parisino fue el martes, gracias al paro general del 12 de octubre que me obligó a cambiar mi vuelo de retorno a Madrid. Esta vez, fui hasta Les Invalides y por última vez hacia la torre Eiffel. Les Invalides es un imponente edificio que mandó a construir el rey Luis XIV en 1670, con la intención de que las instalaciones ofrecieran cobijo a los veteranos inválidos de guerra que quedaban sin hogar. Hoy alberga algunos soldados en esas condiciones, museos, una iglesia y los restos de Napoleón Bonaparte. Le pasé por el frente y ví también un precioso monumento a la paz. Estos franceses son increíbles….un monumento a la Paz frente al lugar que cobija a los lisiados y desprotegidos que deja la guerra. Mas claro ponele agua..

Como comenté, luego me fui hasta la torre, le saque un par de fotos con el celular, corrí por los jardines de los campos de marte y emprendí el retorno al apartamento.



En total, en 3 días en la ciudad de Paris corrí 40km y caminé otro tanto (o tal vez mas) en la tarde empujando el carrito con las niñas. Pero no tengo dudas: valió la pena.

Ya volviendo, en el avión, me puse a pensar de todas las emociones y sensaciones que he vivido gracias a este vicio que se llama running. Si no tuviera esta excusa, jamás me hubiera levantado a ver un amanecer en el Sena, o no hubiera visto a Notre Dame pintada de naranja.

Fernando "Doc" Martinez

jueves, 28 de octubre de 2010

Andarines


10 Kms. Andarines (Maldonado)
Etapa 15ª de la AAU (Agrupación de Atletas del Uruguay)
Sábado 30 de octubre de 2010


hora 17:00 - 1 Km. y 5 Kms. (libres)
hora 18:00 - 10 Kms. Andarines

LOS MENORES DE LA AAU SALDRÁN A LA MITAD DEL RECORRIDO DE MAYORES COMO EN TODAS LAS ETAPAS DE LA AAU.

Distancia principal: 10.000 metros (distancia oficial)


Largada y llegada: Acuña de Figueroa Frente a la Intendencia Departamental de Maldonado

Recorrido:

Acuña de Figueroa / 3 de febrero / Solís / Dr. Edye / Basilio Araújo / R. Bergalli / Fructuoso Rivera / Simón del Pino / Av. Aiguá / Camino Aparicio Saravia / Tacuarembó / Bvar. Artigas dirección Norte-Sur / bvar. Artigas dirección Sur-Norte / Córdoba / Chiossi / 3 de febrero / Acuña de Figueroa

Promocional

Sin costo:
Prueba de 1 kilómetro (infantiles)
Prueba de 5 kilómetros libres (juveniles)

Inscripción libres 10 kms: $ 150
A través de página web www.andarines.com.uy (>>ir al formulario de inscripción<<) Servicios:

- CIRCUITO MEDIDO OFICIALMENTE.
- DUCHAS Y GUARDABULTOS EN EL CAMPUS DE MALDONADO
- MEDALLAS PARA LOS 1000 PRIMEROS ATLETAS
- PREMIOS EN EFECTIVO PARA LOS GANADORES.

Venta de pasajes para Maldonado y tickets para la Fiesta de Fin de Año de la Agrupación de atletas del Uruguay:

- Pasajes: $U 200 (ida y vuelta) – SE VENDERÁN UNICAMENTE MARTES Y JUEVES DE 19 A 21 – (ÚNICAMENTE PARA SOCIOS DE LA AAU).

- Entradas para la fiesta de fin de año: $U 420 precio hasta el 10 de noviembre de 2010.

Fuente: http://www.atletas.com.uy

lunes, 25 de octubre de 2010

Sayaguitas en Biguá




Ell 24 de octubre se corrió la 10k de Biguá, en esta ocasión las pequeñas representantes de Sayago Running, Martina Beiró (derecha, hija de Gustavo) y Avril Gandolfi (izquierda, hija de Asdrubal).







Las pequeñas de 7 años decidieron correr los 500 mts de Biguá, con la tutoría de sus papis. Estuvo muy lindo, ellas recibieron su medallita, todos felices y los papis chochos.

Serán las futuras promesas??

Gustavo y Asdrubal


miércoles, 20 de octubre de 2010

Etapa en la Ciudad de Tala


TALA - CANELONES
SÁBADO 23 DE OCTUBRE DE 2010
HORA DE LARGADA: 17.00 - Plaza de Tala

Edición: Marcos Medina - www.recorreruruguay.blogspot.com

DISTANCIA MAYORES: 9740
DISTANCIA MENORES: 4870

Recorrido

Circuito de 4870 mts.


Salida y Llegada: Frente a la Plaza de Tala


DETALLES

- 1000 Medallas para los competidores
- Hidratación Salus en el recorrido y en la llegada
- Hidratación Gatorade
- Baños

Pasaje de la carrera AAU en 2006

DUCHAS

- Club Atenas a 5 cuadras de las Plaza Principal

- En la sede del Club Atenas a 200 mts de la Plaza
- Gimnasio Centro Social Tala – 2 cuadras de la Plaza
- Plaza de Deportes – a 3 cuadras de la Plaza
- Club Nacional - a 6 cuadras de la Plaza

Largada en 2006 (pic de video)

- Habrá un puesto de frutas a la llegada

- También se realizará una carrera para niños

¿Cómo llegar a tala?


Se encuentra a 78 kms de Montevideo por ruta 7.

- Cita (salida de Tres Cruces)
- Empresa Cromin (salida de Tres Cruces)
- Empresa – Tala-Pando (Salida de la Terminal Rio Branco)
- Empresa Nión (Salida de Tres Cruces)


Pasaje de la carrera en 2004

Inscripciones libres
En el Club Atenas de Tala o llamando a Juan Jose Cerdeña (094 414 752)
Costo: $ 100








Fuente: http://www.atletas.com.uy